Como el juez a la verdad

Oscar Taverniso

Tengo los ojos vencidos
de andar tanta noche, tanta soledad
y si imagino tu cuerpo
mis cinco sentidos se despertarán.

Como pasó tanto tiempo
tanta primavera sin ninguna flor
v si mañana te encuentro
te abrazo v te cuento mi historia mejor.

Te necesito como el juez a la verdad
te necesito sin perdón sin vanidad
te necesito sin temor sin vacilar
te necesito, singular.

Vengo con tanta nostalgia
de un país lejano que ya quedo atrás:
traigo tan pocas palabras
que apenas me sirven para recordar.

Tengo una aguja y un hilo
cociendo caminos que vienen van
pero la vida me dice
que cierre las puertas este es mi lugar.