El juego de la vida

Sergio Mihanovich

El chico juega con el perro,
el perro juega co el pasto,
el paso juega con el viento,
y se va moviendo.

El chico tira la pelota,
el perro para las orejas,
y como quiere ir a buscarla,
ya se va corriendo.

El sol juega a su vez
con una rama bien florida,
también participando
en el juego de la vida.

El hombre juega en el arroyo,
espejo de su compañera,
y ella sabe que la van a acariciar,
y el cielo mira cuando empiezan a jugar.

Jugando, jugando,
hay que vivir jugando,
así la vida se va mejorando.
Jugando, jugando,
y siempre intercalando
el breve ayer, el hoy, el hasta cuando.

Misterio que sólo Dios sabrá,
la clave de la felicidad.

Jugando, jugando, jugando,
riendo y explorando,
sufriendo pero siempre esperando
vencer en este juego que es vivir.