Puerto Pollensa

Maria Celina Parrondo

Me nació este amor, sin que me diera cuenta yo..
tal vez el miedo no dejó que apareciera
me creció este amor alimentándose en el sol
de los amaneceres de Puerto Pollensa.
Y no me animeā€š a decirte nada
pánico porque me rechazaras.
Como una semilla que no puede ver la luz
hundió sus raíces mucho más profundo aun
y te miraba y te esperaba..
Y tu mirada se clavó en mis ojos
y mi sonrisa se instaló en mi cara
se esfumo la habitación, la gente,
y el miedo se escapo por la ventana.
Y amándonos en una carretera
nos sorprendió la luz del nuevo
como dos jóvenes adolescentes
tu mano húmeda sobre la mía
Te nació este amor...
Y nuestros cuerpos festejaron juntos
ese deseado y esperado encuentro
y un sol muy rojo te guiñaba un ojo
mientras se disfrazaba de aguacero
Y sin dormir nos fuimos a la playa
y nos besamos descaradamente
alucinando al gordito de gafas
que fue corriendo a cambiarse los lentes...