Una mujer

Paul Misraski (Versión Castellana: Sixto Pondal Ríos)

Que venga esa nueva mujer dentro mío
con ojos felinos felices y manos de seda
que venga sin miedo a las sombras
que rondan en mi corazón
que ponga en el sueño del hombre
la sed voráz de la pasión.
Que vengo esa nueva mujer dentro mío
con toda la malicia y el secreto que nunca entendí
que tenga el celos de las hembras
que luche con todas sus fuerzas
conquiste el derecho de ser una nueva mujer
libre, libre, libre para amar
quiero ser así, y ser siempre así
señora de mis voluntades dueña de mi.